Preparando nuestro cuerpo para luchar contra la «astenia primaveral»


Algunas ideas para afrontar el cambio estacional

La primavera es una época preciosa, llena de luz, color y ganas de salir a disfrutar del exterior. Pero nuestro cuerpo lleva un ritmo distinto y no se adapta tan rápido a los cambios. Cuando esto sucede, y le pasa a un porcentaje de la población más alto de lo que nos imaginamos, entramos en ese grupo de personas que sufren la astenia primaveral. Probablemente no lo habréis etiquetado como tal, pero si sentís los siguientes síntomas; apatía, cansancio, perdida del deseo sexual, poca concentración, tristeza sin motivo o malestar general y tras consultar a un médico no tenéis nada, esta son algunas de las cosas que podemos llegar a sentir con la llegada de la primavera y su causa es la astenia primaveral. Los síntomas pueden variar según la persona y siempre es conveniente visitar a un especialista que nos informe de cómo afrontar este estado de la mejor manera.

Para sentirte mejor en esta época es imprescindible estar preparado a nivel defensas fortaleciendo nuestro organismo. Es primordial no exponer nuestro cuerpo a factores externos nocivos como los espacios con humo de tabaco o sitios con un exceso de contaminación, y sobre todo es importante hacer ejercicio moderado a diario, a poder ser en espacios ventilados y caminar al aire libre cada día (vigila si eres alérgica a arboles o plantas ya que en primavera las alergias se disparan, ante estos casos mejor ir a un médico especialista que te trate).

«Fortalecer nuestro organismo con una dieta equilibrada hará que te sientas mejor».

Una dieta equilibrada, variada y sana va a condicionar nuestro estado de ánimo y físico. No debemos obviar que una alimentación rica en vitaminas y minerales, al más estilo Mediterraneo, son fuente de energía para nuestro cuerpo, las verduras y frutas, los hidratos como el arroz, la pasta, las legumbres, o los pescados, huevos carnes (o sustitutos si eres vegetariana o vegana)… van a proporcionarnos los nutrientes necesarios para afrontar de la mejor manera la astenia primaveral.

Es muy importante dentro del tema alimentación, hidratarse bien a diario con aproximandamente dos litros de agua, también resulta beneficioso tomar zumos naturales, no centrados, y las infusiones son una buena alternativa al café.

Por último pero no menos importante es dormir las horas necesarias y que el sueño sea en medida de lo posible del tirón, así resulta más reconfortante. Tener unos horarios fijos para descansar así como para comer o las tareas diarias, hace que el orden nos resulte menos estresante, el estrés en un importante factor que debilita nuestras defensas haciéndonos más receptivas a enfermar, tener ansiedad o deprimirnos.

Ante cualquier duda o síntoma consulta a un médico especialista y afronta la astenia primaveral con optimismo, una buena dieta, ejercicio y una actitud de adaptación y superación frente a los síntomas de los cambios estacionales en nuestro cuerpo.

gratisography

The following two tabs change content below.

Ingrid

Fotógrafa y redactora desde hace más de 16 años. Apasionada del cine y la cultura, ha escrito y fotografiado para diferentes medios de comunicación.

Deja un comentario