Mesoterapia incluso en verano


Llegó el verano con muchas ganas de usar ropa fresquita y de ir a la playa o la piscina…Pero si eres como yo, al ponerte el bikini te darás cuenta que tu cuerpo no es el mismo, por eso hoy hablaremos de la mesoterapía. 

Soy de esas personas que al verse tan blanca y con algún quilo de más, tiende a buscar alguna solución, realmente me gusta ver mi piel tersa y sin celulitis.

Empecé  a buscar información online, leí varios blogs y nada me convencía, por lo que finalmente busqué ayuda profesional para una buena dieta, pero necesitaba algo más ya que mi problema no era por sobrepeso.

Comentando con mis amigas y familia me recordaron el tratamiento de medicina estética, la Mesoterapía.  Yo ya conocía la mesoterapía localizada, en su variante facial.  Y así con esa información, quise explorar qué beneficios podía tener para mi caso.

Yo siempre os insisto en que si os hacéis algún tratamiento sea siempre con profesionales, por lo tanto cuando fui a informarme, lo hice a través de una clínica especializada y de confianza especializada en Mesoterapía.

Les hice saber que básicamente necesitaba ayuda con problemas de celulitis y grasa localizada en muslos, trasero y cartucheras y un poco en la zona de la panza.

La Mesoterapía es un tratamiento de medicina estética efectivo y nada invasivo, como ya os comenté hace algo más de un año, es un tratamiento considerado indoloro. Ya que la mayoría de los pacientes que se someten a este tratamiento, no manifiestan dolor alguno.

Pero ellos me explicaron que cada persona es distinta y puede sentir más o menos el dolor, según su sensibilidad. En cualquier caso, por prevención me dijeron que aplican una pomada con anestesia, para evitar posibles dolores.

Mediante unas agujas muy finas, se realiza una serie de infiltraciones intradérmicas, según la zona tratada entre 1 y 4 milímetros en la piel, para inyectar los fármacos del tratamiento homeopático.

Dependiendo de las necesidades del paciente el tratamiento suele durar entre 4 y 15 sesiones. Al principio se espacian las sesiones, 7 a 10 días después de la primera infiltración. Después, según la tolerancia de la piel, las inyecciones se aplican 1 o 2 veces al mes.

Me comentaron que es poco frecuente, pero que algunos pacientes han tenido como efectos secundarios, náuseas, cierta inflamación, aparición de algún moretón y/o sensación adolorida en la zona tratada.

Con la Mesoterapía, lo más común es poder hacer vida totalmente normal inmediatamente después de cada sesión. Sobretodo cuando la piel ya está más acostumbrada.
Como ya he dicho es un tratamiento de medicina estética, nada invasivo para el cuerpo, de fácil recuperación, lo que lo hace perfecto para mi y que sale muy bien de precio, ya que puedes optar acudir por sesiones o bonos, según te recomiende el especialista.

The following two tabs change content below.

Deja un comentario