Beneficios de las casas prefabricadas de hormigón


Las casas prefabricadas más resistentes suelen realizarse con hormigón prefabricado. Esto no implica que deje de seguirse la pauta de construcción modular y que se pierdan las premisas de resistencia, rapidez, durabilidad y seguridad.

La base de la vivienda estará formada por estructuras de hormigón ensamblados en obra con forjados de placas pretensadas.

La clave y beneficio de esta forma de construcción de casa prefabricada es que los paneles que conforman la estructura externa de la casa tienen función estructural, al igual que los techos.

Para un aspecto visual más destacado, dicho proyectado podrá servir como base para una nueva capa de acabado.

Materiales utilizados

Los paneles utilizados en las casas prefabricadas tienen un grosor de 25cm e incorporan un aislante que posteriormente le otorga unas propiedades que hacen que se mantengan las temperaturas cálidas en las estaciones frías y las temperaturas frescas en épocas de mayor calor.

Las empresas que brindan este tipo de construcción ofrecen a sus clientes unos catálogos totalmente personalizables. El precio de estas viviendas oscila entre los 125.000 y 150.000€ de media, dependiendo del número de habitaciones y demás dependencias. En la memoria de calidades suelen incluirse acabados de primera tanto en baños como en cocinas.

Tiempo de construcción

Los tiempos de edificación, una vez obtenidos los permisos necesarios, es de 5 meses.

El tiempo máximo de construcción es de 5 meses. Dentro de la gama económica de esta empresa, está el modelo Icon, que puede construirse en menos de un mes. La casa ICON se fabrica industrialmente, incluso antes del permiso de obras. Consta de segmentos enteros de espacios acabados. El suelo, las paredes y los techos constituyen una sola unidad, lo que permite conseguir un tiempo y un coste de producción sumamente reducidos.

¿Qué requisitos se necesitan?

Los pasos previos no difieren demasiado de los que hay que hacer para una vivienda de construcción convencional. Hará falta un terreno calificado como edificable. Que éste tenga o no pendiente no es ningún inconveniente, pues la edificación puede adaptarse perfectamente al entorno, quedando englobado así en el medio y tomando un aspecto más natural.

The following two tabs change content below.

Deja un comentario